viernes, 19 de febrero de 2010

Festival Internacional de Musica Afro

Durante los días de carnaval, en Esmeraldas se vivió la alegría al son de la música afro. El pueblo disfrutó de un sinnúmero de grupos proveniente de diverso países, entre ellos: Colombia, Perú, México, Francia, etc. También participaron grupos del interior del Ecuador, proveniente de la Amazonía, Guayaquil, El Chota, Esmeraldas, Manabí, Quito, que nos deleitaron con la danza y el colorido de sus trajes. El festival nos permitió apreciar la diversidad y riqueza cultural. He aquí, una pequeña muestra de este encuentro cultural.
video

miércoles, 3 de febrero de 2010

FORTALECIENDO LAZOS DE AMISTAD, A TRAVÉS DE LAS FRONTERAS

Público por este espacio, un articulo de reflexión que me ha envíado una amiga que actualmente vive en Barcelona, España, con motivo al mes de la amistad.

FORTALECIENDO LAZOS DE AMISTAD, A TRAVÈS DE LAS FRONTERAS

A mis camaradas

POR CONSUELO ALMEIDA

En el caminar de la vida, hay sendas que surcar; túneles que cruzar; montañas que escalar; horizontes que descubrir; precipicios que evadir; sueños para hacerlos realidad… eslabones para enlazar cadenas de amistad.

Estos eslabones no se hacen de un día para otro, porque si se fraguan rápidamente, pueden romperse, y es difícil volver a unirlos… Amigos y amigas, la amistad que se ha forjado entre nosotros, se basa en el transcurrir del tiempo, asentada en valores y virtudes que hacen del individuo, entes renovados capaces de no sucumbir ante conflictos, reveses o diferencias por crecidos que parezcan… Vosotros sabéis, que la amistad se atesora en la lealtad, la verdad, la honestidad, la crítica constructiva, la solidaridad, la cooperación y sobre todo el amor…

Centro mi pensamiento en la luz que irradian en el diario convivir, expuesto a sucesos fortuitos que de pronto tocan el borde de nuestras vestiduras, unos para alegrías y otros para tristezas; por ello fijo un especial énfasis en creer que la amistad es una planta que debemos cultivar, abonarla con ternura y con lágrimas regar; pues la amistad es un oasis en el desierto, difícil de encontrar; la amistad es un campo abierto, muy duro de plantar; la amistad es una piedra preciosa que no todos podemos poseer.

Ahora pues, compañeros, amigos, camaradas; hombres y mujeres fuertes, y valientes, aguerridos a la lucha constante por alcanzar los objetivos y metas propuestas; vistos continuamente como ejemplo fehaciente de superación, solidaridad y compañerismo, vislumbro en no equivocarme, en gozar de vuestra simpatía atesorada en un canto de verdad, pintada con letras de sinceridad y música celestial.

Absorta, en mis reflexiones, me detengo en este espacio grandioso por su esencial valor, aquel que conlleva el tema de la amistad. Mi deseo estriba en incentivar, animar, fomentar, acrecentar, y afirmar con toda magnánima entereza y certeza este vínculo venerable. Inefable por la trascendencia y profundidad que encierra; pues es un océano que traspasa fronteras y rompe barreras por difíciles que sean. Amigos, valoremos la amistad, pues es una joya increíble y a la vez una planta que se puede marchitar, cuando dejamos de regar…

La amistad sólida, es aquella que germina en terreno fértil, libre de maleza, produce a su tiempo y da los mejores frutos; la amistad de la cual les hablo es de aquella que tiene matices celestiales, infinita e imperecedera, plena y colmada de bondades.

Dedico estos párrafos a vosotros, que aunque transitorios en su contenido, avizoran el grato sabor de un auténtico vino que cataliza y establece los mejores recuerdos de etapas vividas. Entre los espacios rotos por el tiempo ajenos a una estocada de la existencia… caminamos por diferentes senderos…esperanzados en encontrar nuevas oportunidades que determinen asideros sostenibles para una mejor subsistencia, entendida desde un esclarecimiento de las capacidades espirituales y materiales que fundamentan el crecimiento del hombre en su esencia.

Eligieron ser maestros/as, (tutores, tutoras, guías, líderes). Sé que aún no están listos para llamarlos como tal; ser Maestro es una palabra única y grandiosa; sin embargo, estoy convencida de que vuestra labor es noble y comprometida. Camaradas, recordad siempre, que somos peregrinos ávidos, entrenados para generar sinergia donde quiera que nos encontremos, no perdamos la oportunidad de contribuir en el infinito vínculo del bien común

No os ironicéis de las palabras que os escribo, os invito a que contribuyan cada día a promover el liderazgo abriendo espacios de integración, de inclusión, de participación, de igualdad; dejen huellas, no con la ilusión de sobresalir y ser ufanos, sino con la visión de que el buen maestro abre surcos y deja discípulos, para que continúen la obra.

¡Amigos /as, sobrevaloro en vosotros el don de la amistad!

Vil Aseinato de Alfaro

video